viernes, 15 de mayo de 2015

LA ROSA DE LOS VIENTOS


  Hace poco, en un exposición muy interesante sobre mapas antiguos encontré el símbolo de la Rosa de los Vientos dibujada en las esquinas superiores, actualmente casi sustituido por el típico Norte magnético de los planos de hoy en día.

     Bellos mapas con las Rosas, que no sólo servían a los navegantes para encontrar su rumbo persiguiendo la dirección de los vientos, sino que con sus trazos de artistas componían un cuadro digno de enmarcar como una gran obra de arte.
       
        Así en la Edad Media los mediterráneos, la dividieron en 8 vientos: 


    Con el tiempo, estos puntos de dirección fueron insuficientes para poder navegar, por lo que se optó en dividir aún más esta circunferencia, llegando a los 32 puntos que actualmente conocemos. 

     La Rosa de los Vientos más antigua que se conoce y en la que sobre el Norte está dibujada una Flor de Lis, data del s. XV, encontrándose en la carta naútica del navegante portugués Pedro Reinel.


    Ya sabemos a qué se debe el nombre de los Vientos, pero ¿por qué se le llama también Rosa?. Se piensa que es por su gran parecido a una Rosa, y si lo observamos detenidamente, en cierta forma es así.


     La Rosa de los Vientos, nos muestra qué dirección coger, ya sea al tramontano o al mediodía, poniente o al levante. Decidamos qué rumbo poner, extendamos las velas y como un navegante del s. XV busquemos el viento más favorable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario